Barcos propulsados con Gas Licuado del Petróleo y Gas Natural Licuado

Barcos propulsados

Puede que, debido a todos los avances que ha habido en torno a los motores de embarcaciones marítimas, no nos creamos que el Gas Licuado del petróleo y el gas natural se hayan posicionado como alguno de los  combustibles más usados en el mundo naval. 

Dentro de los diferentes gases que se engloban en  los Gases Licuados del Petróleo se usa mucho más el propano que el butano, y le está ganando la partida a la electricidad y los combustibles fósiles. Otro de los gases que se está usando como combustible para buques es el Gas Natural Licuado.

Normas de la Organización Marítima Internacional (OMI)

En 2020 entrarán en vigor una serie de normas internacionales acerca de la emisión de azufre, según la cual se debe cumplir el requisito de bajo contenido de azufre. Por esto, el sector marítimo apuesta por el gas natural licuado (GNL) para poder alcanzar esa cifra. 

La cifra de buques propulsados por GNL aumentará en más del 80% de cara al año que viene. Pero no sólo hay que adaptar los nuevos buques, la infraestructura gasística portuaria también ha tenido que evolucionar durante este año para poder adaptarse a este gas.

Ventajas del GNL en el transporte marítimo

Lo primero a tener en cuenta y que le ha llevado a esta posición son sus bajas emisiones. Además, es una alternativa económica y eficiente para largas distancias. 

Reduce las emisiones de CO2 en más de un veinte por ciento. Además, elimina la emisión de partículas sólidas en suspensión, reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) al menos en un 80% y elimina prácticamente las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) y de óxidos de azufre (SOx).

El inconveniente de este tipo de gas es su localización geográfica, puesto que está muy repartido. Esto obliga a su transporte hasta los diferentes puertos.

Gas Licuado del Petróleo

Para cumplir la norma anteriormente mencionada, también es posible usar como combustible el Gas Licuado del Petróleo. Este gas se puede comercializar en diferentes formas como propano o butano o, de forma más común, la mezcla de ambos.

Este tipo de gas ya ha sido usado, con gran éxito, en vehículos de motor, para hacer sombra a los coches eléctricos. Además, ya se han construido los primeros buques propulsados por este tipo de combustible. 

Este tipo de motores se está usando más debido a su baja emisión de sulfuros y a la disponibilidad y facilidad de suministro. En estado gaseoso, se espera que este motor utilice un 3% de combustible líquido y hasta un 10% de carga. 

Además, al contrario que el Gas Natural Licuado, el GLP no requiere de un gran desembolso  en infraestructura.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*